Razones para visitar Sevilla en otoño

Razones para visitar Sevilla en otoño

Sevilla es un destino para visitar en cualquier momento del año, sobre todo en otoño, porque las temperaturas son agradables, no hay tanta aglomeración turística y los precios se han relajado bastante. Comenzar una visita en uno de los restaurantes con encanto en Sevilla puede ser una estupenda idea para tomar fuerzas y prepararnos para lo que está por venir.

¿Por qué visitar Sevilla en otoño?

Aunque todo el mundo conoce lo más destacado como la Giralda y la Catedral, la Torre del Oro, el Parque María Luisa, etc. Hay muchos otros rincones de la capital hispalense que bien merecen una visita.

Por ejemplo, las conocidas como Las Setas de Sevilla, desde donde tendremos unas formidables vistas de la ciudad. Está considerada como una de las estructuras de madera más grandes del mundo y a la que seguramente te gustará sacarle alguna foto.

En el barrio del Arenal puedes disfrutar de una bonita plaza, la Plaza de Cabildo, flanqueada por preciosas arcadas apoyadas sobre columnas de mármol de un blanco impoluto, dejando patente que la arquitectura de la ciudad es sorprendente.

¿Sabías que Sevilla puede conocerse con los 5 sentidos? En el barrio de Santa Cruz podrás ver el contraste de los colores blanco con el rojo y el verde, oler el azahar, escuchar las voces de los vecinos y disfrutar de cómo es el día a día en uno de los rincones más conocidos de Sevilla.

Pero si de barrios hablamos, no hay que dejar de visitar el barrio de Triana, inspiración para infinidad de artistas de diferentes disciplinas. Pasear por sus calles, hablar con sus gentes o disfrutar de una buena noche de flamenco pueden ser opciones formidables para conocer más sobre este destino.